Entonces…cuidarnos a nosotras mismas implica tomar la vida en nuestras manos desarrollando un proyecto de vida satisfactorio. Y para eso es bueno reflexionar acerca de:

¿Qué me gusta hacer? ¿Qué me hace feliz?, ¿Qué me hace fluir? Y OJO, es importante que esta reflexión gire en torno a MÍ…Y no en función de la pareja, los hijos o el trabajo. Entonces, conéctense y piensen… ¿Qué es lo que disfruto? ¿Cuál es mi terapia?

Leer, jardinear, escribir, bailar, yoga, trotar, pintar, tejer, caminar, ir al gimnasio, ver películas, juntarme con amigas o escuchar música…

Por otro lado, la Psicología Positiva ha investigado por mucho tiempo aquello que nos genera bienestar y felicidad. En base a esto, propone el Modelo PERMA, cuyas siglas están en inglés y que presento a continuación:

P: Emociones positivas. Para esto sirve responder a la pregunta anterior. Lo que me gusta y genera emociones placenteras, como felicidad, serenidad, gratitud, interés, etc.

E: Compromiso. Me comprometo con lo que hago, trato de realizarlo bien, me dedico, persevero.

R: Relaciones interpersonales. Se ha comprobado que relaciones satisfactorias familiares y de amistad incrementan el bienestar personal.

M: Significado. Lo que hagamos tiene que ser significativo para nosotros. Sentir que estamos contribuyendo a algo o alguien, nos hace sentir bien.

A: Metas. Tener metas permite dar sentido y foco a nuestra vida. Pueden ser metas específicas y realistas. Por ejemplo, “hoy caminaré media hora a paso rápido cuando baje el sol”.

A propósito, se ha estudiado que caminar media hora a paso rápido tres veces por semana, luego de un tiempo determinado, logra efectos similares a tomar sertralina, uno de los antidepresivos más indicados en Chile actualmente.

Y finalmente, les recuerdo que hay alimentos cuyo consumo incrementan la liberación de endorfinas y serotoninas (nuestro cuerpo las secreta y favorecen la vivencia de placer), tales como piña, plátano, ají, chocolate (70% cacao) y productos ricos en omega 3, como pescados, nueces o semillas de linaza.

Las invito entonces a tomarse en serio el sentirnos bien en nuestra vida.